Actitudes que arruinan una cita

Por lo general, cuando no conoces bien a la persona con la que vas a tener una cita, la norma básica que es conveniente seguir es tener buenos modales desde un punto de vista tradicional y seguir las reglas del sentido común. Pero, por si alguien necesita conocer las normas básicas de una manera más concreta, estas son las actitudes que arruinan una cita:

#1 Ir muy mal vestido. Una cosa es no querer ir demasiado arreglado o tener un estilo propio, y otra muy diferente es sentirse con el derecho de ir a una cita con la ropa vieja y sucia de ir por casa. Vestir de manera totalmente despreocupada solo mostrará cómo de inmaduro y petulante eres y lo poco que te importa darle una buena impresión a esa persona.

#2 Hacerse el conquistador. Si quieres presumir de tus conquistas, puedes hacerlo cuando quedes con tus amigos para tomar algo y echar unas risas. Sin embargo, dedicar una cita a repasar tu lista de antiguas parejas o amantes, no solo no va a impresionarle sino que te va a dejar en muy mal lugar. Por lo general, intenta no hablar de relaciones anteriores a no ser que salga de manera muy natural en la conversación.

#3 Alardear. Muy posiblemente la persona con quien estás saliendo estará interesada en escuchar acerca de tus éxitos en el trabajo y de otro tipo. Sin embargo, hay una gran diferencia entre contar un poco acerca de ti y alardear de tus éxitos a la mínima que tengas ocasión. Hablar de tus bienes materiales o dinero no te hará ningún favor y,si la persona con la que estás saliendo muestra genuino interés en ello, entonces esa persona no debería interesarte para nada.

#4 Llegar tarde. Hay personas, especialmente ciertas damas, que sienten que está bien llegar tarde a una cita. Llegar elegantemente unos minutos tarde siempre ha sido un lujo de la dama y la mayoría de los caballeros lo aceptarán… Pero dentro de lo razonable. Cinco o diez minutos a lo sumo. Llegar media hora tarde o más, no solo empieza a ser una grosería, sino que también supone una pérdida de tiempo para esa persona que podría estar haciendo otras cosas.

#5 Emborracharse. Tomar una copa en una cita está bien. Se suelta la lengua, hace que ambos os sintáis relajados y ayuda a la fluidez de la conversación. Consumir mucho alcohol, sin embargo, es totalmente inaceptable. Esto hará que hables demasiado y demasiado alto, y convertirá la conversación en algo repetitivo y aburrido. No es la manera de impresionar.

#6 Acaparar la conversación. Una buena cita consiste en un flujo regular de conversación en la que participan ambas personas. Hablar sin parar sobre ti mismo sin dejar tiempo a la otra persona para contestar y no interesarte por su vida te asegurará un desastre de cita. A la gente le gusta escuchar y ser escuchados, y acaparando la conversación en su totalidad es probable que consigas que la cita termine muy pronto.

#7 Mostrar gula. Si habéis quedado para hacer una comida juntos, recuerda mantener a ralla tus modales en la mesa y no tratar la ocasión como si fuera la última comida en tu vida. Es muy poco agradable quedar con alguien que se pide media carta y dedica la cita a tragar sin parar. Si eres una persona con un apetito desmesurado, recuerda comer algo antes de acudir a tu cita para poder centrarte más en la conversación y menos en la comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *